3 razones por las que las que todo negocio o profesional autónomo necesita tener una página web

¿Para qué necesitas una página web?

Hoy en día parece casi impensable que alguien que tenga un pequeño negocio, o sea un profesional independiente, no cuente con una página web.

Pero lamentablemente muchas veces no sabemos por qué realmente necesitamos tener una página web, para qué nos sirve, cuáles son las posibilidades y ventajas que ofrece tener una página web.

Pues básicamente hay tres razones por las que todo negocio o profesional autónomo necesita tener una página web.

Vamos a verlas

3 razones por las que las que todo negocio o profesional autónomo necesita tener una página web

1.- Dar a conocer tu producto o servicio

Es la razón principal, por la que cualquier negocio decide tener un espacio propio en internet. Esto es lo que vendo, me puedes encontrar aquí.

Hay miles de páginas que han sustituido a las tarjetas de visita convencionales, o se han convertido en una ampliación de las mismas.

Es una buena razón, y es muy lícita si lo que quieres es seguir vendiendo como lo has hecho hasta ahora.

Pero has de saber que gracias a internet hay muchas más posibilidades de llegar a un público mucho más amplio, y una página web te puede ayudar a ello. Aunque también es cierto que para llegar a ese público que no te conoce físicamente, necesitas ofrecer algo más que una tarjeta de visita. Vamos a verlo en el siguiente punto.

2.- Ofrecer contenido adicional sobre tu producto, tu servicio, y todo lo relacionado con tu negocio.

Pensemos en un negocio tradicional.

Una frutería. Si tienes confianza con el tendero o la tendera, te dirá que te lleves tal o cual producto, que acaba de llegar y es de buenísima calidad.

Una peluquería. Te recomendará tal o cual peinado según la temporada, el tipo de pelo que tengas o la constitución de tu cara. Y te recomendará tal o cual producto que te irá de maravilla.

O un fotógrafo. Te dirá cómo vestirte para la foto, como actuar para que salga fantástica. Y si quieres una cámara, te aconsejará sobre cuál te conviene más.

Y así mil ejemplos más.

Esa es la gracia del negocio tradicional ¿verdad?

Pues todo eso lo puedes ofrecer también en internet. Piensa en tu página web como si fuese tu despacho, tu tienda, tu taller. Y piensa en todo eso que aconsejas a tus clientes, en cómo lo haces, y escríbelo, grábalo en vídeo, o en un archivo de audio, y cuélgalo en tu página web.

De esa manera, llevarás no solo tu producto sino también tu manera de venderlo, tu marca a un mercado infinitamente más amplio.

3.- Vender tu producto o servicio.

El objetivo principal de todo negocio es el de ganar dinero ¿verdad? Vender tus productos y servicios a cambio del precio que tu estableces a unos clientes que quieren consumirlo.

Pues tu página web también sirve para venderlos, es un escaparate abierto al mundo donde puedes colocar tus productos, tus servicios, tus cursos, tus libros, todo lo que sea que vendas.

Hace poco me comentaba una amiga que estuvo hablando con el propietario de la tienda de ultramarinos, el colmado de toda la vida, que hay cerca de su casa. Le preguntaba cómo había podido resistir a los cambios que estaba sufriendo el barrio. A la invasión de tiendas abiertas todos los días del año, más de 12 horas al día. Y el tipo le contestó: Porque hay una serie de productos que vendo, que no se encuentran en esas tiendas, que mi público pide, y que un público que lo busca por internet también lo encuentra en mi tienda online, lo pide y se lo envío. Mi negocio está en la calle y en la red.

Si has leído hasta aquí te invito a que te hagas las siguientes preguntas:

¿Para qué me sirve mi página web?

¿Estoy aprovechándola para llegar a mis posibles clientes más allá de mi tienda, de mi taller, de mi despacho?

Si necesitas consejo profesional, te invitamos a contactar con nosotros

Y si quieres puedes dejar tu opinión o comentario al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 
Scroll to top